domingo, 24 de julio de 2016

QUIZÁS REGRESE MAÑANA.


noche © JJ 2014
QUIZÁS REGRESE MAÑANA

Todo está oscuro esta noche
como aquella noche aciaga
en la que rompí, una a una,
las cuerdas de mi guitarra,
después, la guardé en su funda
y, nunca, volví a tocarla.

Debo perseguir los versos
que, de nuevo, se me escapan,
debo volver al camino
para buscar las palabras
que me robaron las nubes
y que,celosas, los guardan.

Todo esta oscuro esta noche
y las sombras me reclaman
debo partir, sin embargo,
debo salir a buscarlas,
debo volver al camino,
antes de que llegue el alba.

Si no me atrapa la noche,
esa noche que me llama,
si escapo de las tinieblas,
si no me engulle la nada,
si no me pierdo en las sombras...
...quizás regrese mañana.



© JJ 2016

9 comentarios :

  1. Me pierdo entre las sombras,
    me envuelvo entre la niebla,
    me abandono en la noche,
    me disipo entre las luces,
    para encontrar tus palabras,
    para respirar al alba.

    Es siempre un placer leerte, amigo JJ, me encantan tus versos, tienes una manera de versar que llegan muy adentro tus poemas.

    Felicitaciones, JJ.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que blogger se ha tragado mis letras en las que te susurraban que en verdad las cuerdas se tejen con todo aquello que reside en alma. Y de ellas nacen melodías que tocan con cada verso su esencia temprana.
    Un abrazo de luz desde las tinieblas de nuestras entrañas.

    ResponderEliminar
  3. Perseguir los versos o los sueños, seguir tocando el arpa o la guitarra de esta vida y volver cada mañana, renacer aunque la noche nos engulla.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  4. La oscuridad reina sobre ti, sobre mí, sobre la tierra... y en el prisma de miles de arco iris danza la poesía bajo la música de tus versos.

    Hoy la luna saldrá a tu encuentro por esos caminos. Marchará descalza de temores hasta llegar al umbral de esa vieja isla, donde habitan los momentos que protegen la verdad, de sentencias de locura. Allí guardará los versos para seguir construyendo el poema de tu vida, no culpes a las nubes, ellas no los robaron.

    Se ha cansado la tarde de esperarte
    y se ha marchado en cobre hacia el poniente,
    sin dorar tu silueta entre los árboles.
    Voy a sembrar estrellas en los lindes
    de la senda que lleva hasta mi puerta,
    para que no te pierdas, para que regreses.

    (Luna ve a decirle, a J.J., que no tarde,
    que en cada minuto de su atraso bajan
    los demonios del miedo para estragarme el aire.)

    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  5. Quizás, quizás, quizás...

    Los versos se filtraron
    diáfanos ellos
    por algún lugar dándote la espalda
    y sólo girarán
    a golpe de notas
    que de tu alma brote
    naciendo acordes de tu guitarra.

    Siempre hay hilos que aún distantes, unen palabras.
    Que no te duela jamás, ve y vuelve.

    Besos, JJ.

    ResponderEliminar
  6. Si hay algo que sé es que si la noche te atrapa, el volver es más limpio de lo que uno mismo puede imaginar... sólo hay que dejarse atravesar, enredar, volcar, para entonces poder respirar como quien en la mañana roba al viento rayos de vida y al día bocanadas de sueños.


    Amigo mío de tantos años, aunque el tiempo pase y me silencie... hay algo que permanece, ya ves estoy acá, leyéndote!

    ResponderEliminar