miércoles, 11 de marzo de 2015

CADA DÍA


Y si un día una lágrima denuncia mi tormento,
-el tormento infinito que te debo ocultar-,
te diré sonriente: "No es nada... Ha sido el viento".
Me enjugaré la lágrima... y jamás lo sabrás.

Última estrofa del "poema del renunciamiento" de José Ángel Buesa
Lejos © JJ 2014

"CADA DÍA"

Jamás te pregunté si alguna vez me amaste
ni debo preguntar si me amas todavía
que yo te amaba a ti, quizás lo sospechaste
y tengo que callar, me digo cada día.

Quisiera dibujar la luna en tu almohada
beberme cada noche tu música y poesía
yo sé que si te vas ya no me queda nada
y, sin embargo, estás más lejos cada día.

Hoy quisiera escribir mis versos en tu cuerpo
besar tu piel desnuda, soñar que has sido mía
mas debo conformarme con este dulce sueño
y dejarte marchar más lejos cada día.

© JJ 2015