jueves, 11 de diciembre de 2014

ROMANCE DE LA HABITACIÓN VACÍA.


fotografía:© JJ 2014

       De una noche oscura y solitaría en una ciudad triste nace, inevitablemente, un poema nostálgico.


ROMANCE DE LA HABITACIÓN VACÍA

Han pasado unos minutos
de las tres de la mañana.

Tan sólo quiebra el silencio
el tañer de una campana
que me dice cada hora
que otra hora se me escapa.

Cuatro farolas alumbran
esa calle solitaria.
La lluvia ataca furiosa
el cristal de la ventana.

La angustia que me persigue
se oculta bajo las sábanas
y me rindo a la tristeza
que en estas noches me atrapa.

Que, poco a poco, de noche,
se va inundando mi alma
mientras intento dormirme
abrazado a la almohada.

Está dormida la calle
se despiertan mis fantasmas.

©JJ 2014

fotografía:© JJ 2014